viernes, 18 de julio de 2014

Objetivo: inglés Día 2 Viajar al extranjero para aprender idiomas ¿Pero cuánto tiempo?


Bueno, seguimos a buen ritmo este monográfico de aprender inglés, que empezábamos AQUÍ.

Qué, ¿ya os habeis instalado alguna app de inglés en el movil?
Si sois de los que un poco de socialización (y competitividad, seamos sinceros) os motiva, probad a agregad en el Duolingo a usuarios que conozcáis, para intentar ganarles en puntuación.
Yo soy << AdeLlam >> (como véis, muy original, jeje), y como tengo poquitos puntos, si os ponéis las pilas me podéis pillar en menos de una semana de práctica ¿alguien se atreve? ¿Alguien se pica?
En buscandomelashabichuelas.blogpot.com.es os animamos a aprender inglés, aunque sea compitiendo
Seamos justos, si me seguís... ¡decidme vuestro nombre para seguiros yo también!
Volviendo al tema que nos ocupa: ¿recordáis cómo acabé ayer el post? AQUÍ lo tenéis. Sí, mi opinión personal: no hay nada equiparable a pasar una temporada SIN ESPAÑOLES en un país angloparlante.

¿Y qué tipos, a grandes rasgos, hay de viaje de idiomas? Hoy vamos a ver las diferencias según el tiempo de estancia, y en cierta manera la actitud del estudiante viajero.


Este es un tema árido (por lo que el artículo será algo denso), pero es importante plantearse qué tipo de viaje para aprender inglés queremos realizar.


Las opciones más comunes, habiendo perdido ya la mayoría de nosotros la fabulosa oportunidad de hacer un Erasmus en nuestra época universitaria (y descartando, por poco probable, la genial posibilidad de irse a estudiar un máster o el doctorado fuera; es difícil, pero si lo consigues, es toda una experiencia), suelen ser, o visitante-turista, o currante:

1) Visitante-turista.- reacio al cambio de vida, o con compromisos-trabajo en España, se va a hacer un curso de inglés corto, de una semana a un mes, con una academia nativa (lo común es que no sea muy conocida),y alojamiento en hostal, albergue o residencia de estudiantes, a alguna población inglesa o irlandesa, cerca de España.
Para un periodo de tiempo tan corto, no tiene tiempo de implicarse mucho con el entorno ni de hablar apenas con los nativos, así que básicamente se organiza unas vacaciones, yendo a la academia y dedicando el resto del tiempo a ocio: recorrer la ciudad, visitar sitios o establecimientos relevantes, comprar regalitos y hacer turisteo en toda la extensión de la palabreja.
Aquí hay un modo bastante cómodo: los cupones tan de moda estos últimos años, que haciendo un solo pago tienen un cursito intensivo+alojamiento incluido. Pero ojo, cotejad precios e incluso consultad al alojamiento y a la academia, pues está proliferando mucho "listo" que vende como ofertón un pack que es  más caro que si lo comprases por libre. 
Confesión: yo misma he hecho un viajecito de estos. Hace casi 2 años y medio me pasé una semana de inmersión londinense, on my own. Conseguí entenderme con los vendedores indios y su acento mortal (supongo que ellos dirán lo mismo de los miles de españoles que pululamos por Londres), aluciné con el British Museum, pero mi corazón ya es y será siempre para la catedral de las Ciencias Naturales, mi amado Natural History Museum. Ah, casi se me olvida, y también estudié un curso intensivo de inglés.
 RENDIMIENTO: está bien, es mejor que nada, pero lo que vas a aprender de inglés es muy poco, y la inversión de dinero es considerable, con una relación "inglés aprendido"- "dinero invertido" negativa. Vale, que hemos compensado haciendo turisteo, no lo voy a negar. Pero tenemos un objetivo.
En buscandomelashabichuelas.blogspot.com.es recomendamos viajar para mejorar nuestro inglés
Más o menos, así estaba yo "estudiando inglés" la mayor parte del tiempo en Londres...

2) Currante
.- a no ser que seas un fuera de serie (y ya controles el idioma, por lo que no cuentas para este artículo, lo siento ;) ) o te vayas con un contrato bajo el brazo, lo normal es que sea alguien con una formación, quizás con experiencia, pero en el paro o con un trabajo desmotivador
Suele ser alguien desencantado con su situación, que en vez de quedarse aguantando en casita y esperando a que la cosa cambie, opta por hacer las maletas y salir a buscarse la vida, a aprender idiomas y buscándose un trabajillo: friegaplatos, camarero, ayudante de sala, ... La idea es empezar e ir tirando, ir aprendiendo el idioma y haciendo contactos para tener referencias (algo muy importante en muchos países), e ir progresando con el sudor de su frente para conseguir sus metas. 
El propósito desde el principio es pasar una temporada larga, quizás un par de años, por lo que entran en juego países mucho más lejos de 2 horas en avión, como son Estados Unidos o Canadá (OJO: al estar fuera de la Unión Europea hay que hacer mucho más papeleo para entrar), y luego volver con idiomas, experiencia laboral y las tablas que te dan el vivir y buscarte la vida en otro país. Pero las diferencias en cuanto al sueldo, al nivel de vida, e incluso a lo valorado que se siente el trabajador, hace que muchos se acaben quedando en el extranjero de forma indefinida.  
RENDIMIENTO: es la forma perfecta de aprender un idioma y sobre todo de manejarlo con soltura (aunque al no haber tenido mucho tiempo para estudiarlo, seguramente la gramática no sea tu fuerte). Al principio, hasta que encuentres trabajo, hay una inversión de dinero respetable (es imprescindible que tengamos ahorros para poder vivir como mínimo varios meses enteros con todos nuestros gastos y sin ingresos, por si acaso la cosa se tuerce), pero en cuanto empiezas a ganar dinero, la ecuación cambia. La relación "inglés aprendido"- "dinero invertido" puede llegar a ser muy positiva. Por contra, debemos dedicarle años de nuestra vida lejos de los nuestros. Es un "Extreme makeover" de nuestra vida, y nada volverá a ser igual incluso una vez hayas vuelto. Objetivo logrado, pero es una decisión muy drástica que hay que sopesar con detenimiento: lo normal es que si te lo trabajas todo salga bien, y conozco varios casos, pero a veces la cosa no funciona.

3) Temporal.- Añado un tipo extra, que es una figura que me interesa mucho. Es el caso intermedio, con una estancia media, de más de un mes pero con el propósito de que va para aprender inglés y con la intención de volver relativamente pronto (si nos quedamos más de un año es porque estamos ganando pasta -> desarrollando carrera profesional, por lo que te conviertes en tipo 2, currante).
Lo normal es pillar una habitación compartida, porque para temporadas a partir de un mes es más rentable que un hostal, (también son frecuentes las residencias de estudiantes), y un curso de inglés, pero no intensivo, porque así tendremos mucho tiempo libre. Y en ese tiempo libre, lo interesante es conseguir algún trabajo temporal para conseguir ingresos, incluso algo de experiencia a ser posible en lo nuestro (los voluntariados son una opción muy buena) y trato REAL con los nativos durante el tiempo que estemos.
Lo perfecto, si lo tienes: exportarte el paro. Así, mientras buscas empleo tienes tu fuente de financiación y el gobierno del país que te acoge pone a tu disposición facilidades para encontrarlo. En algunos países incluso te facilitará formación, becas y prácticas. Estos consejos de supervivencia y muchos más están destinados a futuros artículos.
RENDIMIENTO: al ser un punto intermedio entre las dos posibilidades anteriores (básicamente se puede considerar una variante del tipo Currante, pero que regresa antes de labrarse una carrera en el país de acogida), su relación "inglés aprendido"- "dinero invertido" está entre ambos, pues depende mucho más de a qué extremo se aproxime más cada uno, si al manorrota turista, o al currante.
Por si lo dudáis aún, ya os lo digo yo: realizar un "viaje de inglés" de este tercer tipo es un posible proyecto que llevo planteándome ya un tiempo... y es que me parece el tipo de viaje más eficiente en cuanto a gasto-nivel y a tiempo-nivel.


Ya, para terminar (¡Por fin! ¡Viva, se acabó este rollo del Mar Muerto! ¡Pero menudo ladrillo de texto, es imposible de leer!), he hecho una tablita-resumen, donde creo quedan reflejados a grandes rasgos los distintos tipos de viajes de idiomas categorizados según el tiempo que vayamos a estar fuera.

En buscandomelashabichuelas.blogpot.com.es os recomendamos valorar el tiempo dedicado, el dinero invertido y el nivel de inglés que queréis alcanzar antes de elegir un tipo de viaje de idiomas
Vale, aún no se me ha olvidado manejar el Excel, vamos bien

Este fin de semana tendré poca cobertura, así que puede que tenga problemas con las publicaciones de los siguientes artículos. A ver cómo lo consigo.


¡Chao, nos vemos mañana!

1 comentario:

  1. Personalmente es una experiencia que nos ayuda a crecer y a valorar muchas cosas, nos hace crecer como personas y además aprendemos idiomas, viene de maravilla

    ResponderEliminar