domingo, 27 de diciembre de 2015

¡Que se nos acaba el año!

Bueno, aquí estamos, apurando los últimos días de este año 2015, al que le está llegando ya su fin.

Si nos ponemos a hacer el típico y tradicional balance... um, personalmente ha habido cosas tanto buenas como malas.
Pero me deja el sabor agridulce de que podría haber sido mejor. Mucho mejor.

2015, te me has quedado cortito, cortito.

Copos de nieve caseros, hechos con folios doblados y unas tijeras.
Mi sobria decoración navideña, jeje. A ver si este año vuelvo a hacerlos

Así que nada, habrá que currarse un poco más este incipiente 2016.
Echarle ganas e ilusión, supervitaminarse y mineralizarse, y a por él.

A pico y pala, amigo 2016. Te vas a enterar...


Yo ahora mismo tengo un puñado de proyectos en marcha y otros tantos en ciernes (los que me conocéis os diréis: "pues vaya noticia, si siempre está liada" Pozí, es verdad, qué le vamos a hacer, soy mente de culo inquieto).
Pero algunos frentes sí que son novedosos. Y... hasta aquí puedo leer, no voy a espoilearos antes siquiera de que se puedan materializar, ¿no?


Va a haber novedades este 2016, sí señor.


¡FELIZ NAVIDAD y FELIZ AÑO 2016!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada